Hay un lugar en el Estado Monagas de la República Bolivariana de Venezuela, más específicamente en el Parque nacional El Guácharo, que se ha convertido en los últimos tiempos en el sitio ideal para la realización de los más diversos deportes extremos o de aventura.

Entre ellos, la realización de escalada, rapel o cañonismo, espacio que es llamado la meca de os escaladores de Venezuela, ese increíble y envolvente lugar es el Cañón de Miraflores.

Para llegar a este magnífico espacio natural, es bueno iniciar el recorrido desde la hermosa población de San Antonio de Capayacuar; de ahí se debe tomar el sendero que lo llevará a recorrer las maravillosas Puertas de Miraflores. Caminar por esos espacios es disfrutar de los árboles y flores, un encuentro con la vegetación exótica de esas tierras. Asimismo, se encontrará con el Río Guarapiche, el punto refrescante de un paseo que está cargado de aventura y de ecología.

Después de caminar 45 minutos, usted estará frente a esa increíble pared blanca, inmensa, imponente, que llama a sus admiradores para que se preparen para la escalada. Con los equipos necesarios, entre ellos las cuerdas de más de 60 metros, los arneses y zapatos propios de escalada, todo estará listo para iniciar el ascenso, pero hay algo que es muy importante, que estos implementos no son nada si usted no está acompañado de un profesional en la materia de escala, que lo guíe a tan emocionante aventura; son ellos quienes nos guiarán en el camino seguro.

Etiquetas: